El día 21 de diciembre de 2016, la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, resolvió tres cuestiones prejudiciales planteadas por Juzgados y Tribunales Españoles en relación con los efectos de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo. Entonces, ¿Cuáles son las consecuencias?

Ante esta sentencia, las entidades financieras que han incluido cláusulas suelo abusivas o sin suficiente y transparente información, deberían comunicar a sus clientes que procederán a devolver la totalidad de los importes cobrados indebidamente en aplicación de las mismas y devolver dichas cuantías.

Eso sería lo honesto, y lo que correspondería de conformidad con las normas que regulan la conducta que han de mantener las entidades financieras frente a sus clientes. Sin embargo, no parece que esta sea la intención de los bancos españoles, a la vista de las primeras declaraciones en prensa que dichas entidades han emitido.

Según distintas noticias, las entidades financieras descartan devolver de oficio las cantidades que han cobrado de más, de forma que obligarán a los afectados a reclamar judicialmente lo que se les debe por la nulidad de las cláusulas suelo.

Obligar al cliente a solicitar judicialmente al banco la devolución de estas cantidades es una estrategia beneficiosa para los bancos por dos razones:

SEGUIR LEYENDO

Facebook

LinkedId